Rooibos Verde

Rooibos verde a diferencia del rojo, no está sometido al proceso de oxidación, por lo que su licor es de un color amarillo oro y su sabor es mucho más refrescante y agradable que el rojo, aportando un aroma muy cautivador.

Categoría:

Descripción

NOTAS DE CATA DEL ROOIBOS VERDE:

Rooibos verde, a diferencia del rojo, no está sometido al proceso de oxidación, por lo que mantiene intactas todas las propiedades originales de la hoja, en particular los polifenoles antioxidantes naturales.

Su licor obtiene un color amarillo oro, de sabor más refrescante y agradable que el rojo, aportando un aroma cautivador.

Al no contener cafeína, teína ni alcaloides, es ideal para niños, para personas con hipertensión y nerviosas, y su alto contenido en minerales también lo hacen ideal para la recuperación de los minerales en los deportistas.

 
 

PROPIEDADES DEL ROOIBOS VERDE:

Rooibos aporta gran cantidad de beneficios para el cuerpo y mente siendo una bebida excelente que ayuda a nuestro organismo:

– Digestión: ayuda a la digestión y acidez, ya que sus propiedades antiinflamatorias alivian los dolores gástricos y facilitan la disolución de gases, diarrea y estreñimiento.

– Huesos: ayuda a fortalecer los huesos gracias a su alto contenido de calcio, flúor y magnesio, siendo un gran aliado en la prevención de la caries y osteoporosis.

– Minerales: además del sistema óseo, Rooibos es un remineralizante natural al contener hierro, potasio y zinc, siendo un complemento ideal para el organismo en dietas saludables, y como bebida isotónica en dietas para deportistas a la hora de recuperar las sales minerales que ha perdido nuestro organismo.

– Antienvejecimiento y cáncer: su alto contenido en antioxidantes y la vitamina C que aporta lo hace un excelente aliado contra el proceso de envejecimiento celular y de enfermedades relacionadas como el cáncer, mutaciones celulares y enfermedades cerebrales.

– Hipertensión: Rooibos contiene Chrysoeriol, un antioxidante que actúa como vasodilatador, disminuyendo la presión arterial y haciendo ideal su consumo en personas con hipertensión.

– Piel: sus propiedades antioxidantes y minerales ayudan a tener una piel más saludable, combatiendo afecciones como alergias, irritaciones, eccemas y acné.

– Estrés: nos aporta los nutrientes esenciales para relajar el cuerpo y la mente, el consumo de Rooibos es ideal para la lucha contra el insomnio, irritabilidad y la depresión.

– Embarazo: fortalece dientes y huesos de madre e hijo, aportando incluso en tiempo de lactancia la ingesta de minerales esenciales para el bebé.

– Alergia: reduce los efectos de la alergia al ser un gran antihistamínico natural.

 
 

ELABORACIÓN DEL ROOIBOS VERDE:

Rooibos es un arbusto que crecía inicialmente en las montañas de la región de Cederberg, en la provincia Sudafricana del Cabo, y su consumo se fecha por los indígenas sudafricanos al siglo XVII.

Hasta el año 1772 no fue descubierta por occidente, y en la actualidad, se consume en más de 140 países.

Aunque habitualmente se le considera un té, no procede del arbusto Camellia Sinensis (arbusto de donde sale el té), sino del arbusto Aspalathuslinearis, por lo que, a pesar de su similitud, no se le puede considerar un té.

Rooibos crece en suelo pobre en nutrientes y en unas condiciones climáticas extremadamente calurosas, realizándose la recogida de sus hojas en verano para posteriormente triturarlas, reduciendo su tamaño en forma de finas agujas para dejarlas secar al sol de forma natural, iniciando las enzimas el proceso de oxidación en sus hojas.

El secado hace que las hojas pierdan hasta un 90% del total del agua inicial y se para el proceso de oxidación humedeciendo las hojas con vapor de agua a elevada temperatura para posteriormente secar con aire caliente.

 
 

PREPARACIÓN DEL ROOIBOS VERDE:

Rooibos suele tomarse en Sudáfrica con leche y azúcar, aunque en occidente es más común tomarla con agua.

Una de sus ventajas es que, si el tiempo de remojo de sus hojas es elevado, no se vuelve su sabor amargo como ocurriría con una infusión de hojas de té, donde tienes que respetar los tiempos de remojo.

Se recomienda la cantidad de una cucharada de postre de Rooibos (unos dos gramos aprox.) por cada taza de agua (200 ml aprox.).

Añadir agua a temperatura aproximada de 100°C, guiándose cuando el agua se encuentre a punto de ebullición, no llegando a hervir para no dañar las hojas.

Dejar reposar el té con el agua un mínimo de cinco minutos.

 
 

ADVERTENCIA SOBRE EL CONSUMO DEL ROOIBOS VERDE:

Este artículo es meramente informativo, ya que no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico, recomendando siempre consultar con un médico o terapeuta antes de realizar cualquier ingesta de plantas, ya que éstas pueden tener contraindicaciones o algunos efectos secundarios si se consumen en exceso.

Los complementos alimenticios a base de plantas no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada.

No superar la dosis diaria recomendada.

Mantener fuera del alcance de los niños.

Conservar en un lugar fresco y seco, alejado de fuertes olores y fuentes de contaminación.

 
 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Rooibos Verde”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario