Diente de León

5.0025.00

El diente de león es una de las hierbas más estudiadas por la ciencia médica occidental, y llegando éstos a la conclusión de que se trata de una de las plantas con más propiedades medicinales que existen actualmente en nuestro planeta.

Limpiar
Categoría: Código SKU: No aplica

Descripción

NOTA DE CATA DE DIENTE DE LEÓN:

El diente de león, también conocido como achicoria amarga, y en latín como Taraxacum officinale, pertenece a una de las familias de plantas más numerosa que existen, “los Girasoles”, que está formada por más de 22.000 especies, incluyendo claveles y cardos.

El diente de león crece de forma natural al borde de muchos campos y jardines, se caracteriza por sus hojas dentadas y su flor de color amarilla. Pero no es solo una hierba en tu jardín, sino una de las hierbas más estudiadas por la ciencia médica occidental, y llegando éstos a la conclusión de que se trata de una de las plantas con más propiedades medicinales que existen actualmente en nuestro planeta.

Su infusión da en boca un licor ligeramente amargo por lo que se recomienda infusionar juntamente con otras hierbas dulces como la Stevia u otras afrutadas. También se puede endulzar la infusión con miel u otro edulcorante al gusto.

 
 

INGREDIENTES DE DIENTE DE LEÓN:

Hoja de Diente de León (Taraxacum oficinali).

 
 

PROPIEDADES DE DIENTE DE LEÓN:

Entre otros componentes, el diente de león contiene vitaminas A, B y C, ácido fólico, potasio, silicio, hierro y taninos. Gracias a su composición, destacamos sus principales propiedades:

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para la retención de líquidos:

Sus cualidades diuréticas se convierten en un remedio natural maravilloso a la hora de prevenir o evitar la retención de líquidos, siendo ideal para casos de obesidad por excesos de líquidos, mejorando el funcionamiento de los riñones, facilitando la orina y ayudando a prevenir problemas como la cistitis y la uretritis.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para el estreñimiento:

Estimula la secreción de los órganos de la digestión, por lo que se recomienda utilizar en casos de trastornos digestivos en general como el estreñimiento, flatulencias, gases y dolor abdominal, actuando como un laxante suave.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para el hígado:

Científicamente se ha demostrado que el diente de león es capaz de aumentar entre 2 a 4 veces la secreción de la bilis, siendo un gran aliado para el hígado, estimulando y ayudándolo en sus funciones, protegiéndolo y ayudando a mejorar en casos de problemas hepáticos como la hepatitis o hígado graso.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para el ácido úrico:

Al ser una bebida diurética te resultará de gran ayuda para regular los niveles elevados de ácido úrico en la sangre.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para los problemas de piel:

El silicio que contiene, juntamente con la inulina, ácidos fenólicos y sales minerales, mejora el estado de la piel en problemas como granos, procesos de cicatrización de heridas, eczemas, urticarias, acné y psoriasis. También ayuda a eliminar las toxinas a través de la piel en forma de sudor, abriendo los poros para facilitar el proceso. En caso de uso tópico, es beneficioso para casos de piel grasa y eccemas.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para el cabello:

El diente de león es un gran aliado manteniendo el cabello fuerte y sano.

 

– Propiedades depurativas del Diente de León:

Limpia nuestro organismo de toxinas, siendo ideal para casos de colesterol alto, ácido úrico, gota y diabetes.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para el apetito:

Mejora el proceso digestivo y abre el apetito, siendo ideal para casos de falta de apetito o anorexia.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para las varices:

Los taninos que contiene son un gran aliado como calmante en problemas de circulación, como hemorroides o en las extremidades, como las varices.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para la anemia:

Su alto contenido en hierro, llevando incluso más que las espinacas y otras hortalizas, lo convierte en un excelente aliado para prevenir y tratar la anemia.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para los ojos y vista:

Una taza de diente de león contiene unos 15 miligramos de luteína y zeaxantina, más que lo recomendado por la Asociación Optométrica Americana, la cual recomienda 12 miligramos al día para ayudar a reducir los riesgos de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.

 

– Propiedades beneficiosas del Diente de León para la leucemia y cáncer:

Estudios recientes han podido demostrar que la infusión de diente de león puede ayudar a mejorar en pacientes con cáncer, particularmente leucemia, atacando a las células malas dejando intactas las sanas, sin efectos adversos.

 
 

CONTRAINDICACIONES DE DIENTE DE LEÓN:

Como vemos, aunque el diente de león es una planta medicinal con increíbles beneficios y propiedades, también presenta determinadas contraindicaciones, lo que significa que siempre debemos atender a sus efectos para conocer cuándo sería aconsejable su consumo regular.

No se recomienda su consumo en caso de:

– Piedras en la vesícula: Debido al estímulo que ejerce en la bilis, no es recomendable su ingesta en casos de piedras en la vesícula.

– Piedras en los riñones: En caso de padecer de piedras en los riñones, evitar su consumo ya que contiene una gran cantidad de oxalatos.

– Potasio: Abstenerse de tomar su infusión si tomas litio o medicación para aumentar el potasio en el organismo.

– Acidez o úlcera estomacal:Evitar en casos de úlcera o acidez estomacal ya que como se ha indicado anteriormente, se estimula la creación de bilis y jugos gástricos.

– Antibióticos: En caso de estar tratándose con antibióticos, no es recomendable el consumo de diente de león, ya que disminuye la capacidad de absorción del antibiótico por el organismo.

 
 

PREPARACIÓN DE DIENTE DE LEÓN:

La manera más común de tomar diente de león es en infusión, hirviendo una cucharada de postre por taza de agua a unos 90º de temperatura, dejando reposar la mezcla unos tres minutos aproximados. Tomar un máximo de tres infusiones al día siendo preferible después de las comidas, y recomendando para hacer una buena cura depurativa mantener esta dosis entre uno y tres meses.

Otra forma de tomarla podría ser infusionando una cucharada sopera por litro de agua, e ir bebiendo tragos de agua durante el día.

Si quieres ocultar su sabor, prueba añadir diente de león a la sopa, guisos y platos cocinados.

En caso de problemas de piel, introducir un poco de algodón dentro de la taza y aplicar sobre la zona afectada a tratar. También podremos preparar baños locales con la infusión, siendo muy útil para calmar hemorroides y varices.

 
 

ADVERTENCIA SOBRE EL CONSUMO DE DIENTE DE LEÓN:

Este artículo es meramente informativo, ya que no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico, recomendando siempre consultar con un médico o terapeuta antes de realizar cualquier ingesta de plantas, ya que éstas pueden tener contraindicaciones o algunos efectos secundarios si se consumen en exceso.

Los complementos alimenticios a base de plantas no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada.

No superar la dosis diaria recomendada.

Mantener fuera del alcance de los niños.

Conservar en un lugar fresco y seco, alejado de fuertes olores y fuentes de contaminación.

 
 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Diente de León”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario