Cola de Caballo

La cola de caballo “Equisetum Arvense” es un arbusto que los romanos, griegos y chinos ya utilizaban hace siglos por sus propiedades beneficiosas para la salud.

En infusión, su sabor es algo amargo, por lo que se recomienda endulzar con miel, azúcar o Stevia. En taza presenta un color amarillo oscuro y un aroma bastante similar al de la manzanilla.

Categoría:

Descripción

NOTAS DE CATA DE COLA DE CABALLO:

La cola de caballo “Equisetum Arvense” es un arbusto que los romanos, griegos y chinos ya utilizaban hace siglos por sus propiedades beneficiosas para la salud.

Se pueden encontrar en toda Europa, en zonas húmedas como arroyos y ríos. Su aspecto recuerda a los brotes de pino y su crecimiento puede llegar a alcanzar el metro de alto.

Una vez llegada la primavera, se recolecta y se deja secar al sol para preservar todas sus propiedades y beneficiarnos de sus cualidades medicinales.

En infusión, su sabor es algo amargo, por lo que se recomienda endulzar con miel, azúcar o Stevia. En taza presenta un color amarillo oscuro y un aroma bastante similar al de la manzanilla.

 
 

INGREDIENTES DE COLA DE CABALLO:

Cola de caballo (Equisetum Arvense).

 
 

PROPIEDADES DE COLA DE CABALLO:

La cola de caballo posee numerosas propiedades y beneficios, entre ellos podemos destacar:

– Diurética: es posiblemente la planta medicinal más conocida para ayudarnos a eliminar el exceso de líquidos en nuestro organismo, gracias a su contenido en potasio, flavonoides, silicio y sapónidos. Puede aumentar hasta un 30% la cantidad de orina.

– Toxinas: gracias a sus propiedades depurativas nos ayuda a eliminar toxinas, bacterias y hongos, por lo que previene la aparición de granitos y eczemas. Podemos realizar una cura depurativa un par de veces al año, en otoño y primavera, tomando diariamente infusiones de estas plantas.

– Ácido úrico: al ser diurética te resultará de gran ayuda para regular los niveles elevados de ácido úrico en la sangre.

– Adelgazante: precisamente por su propiedad diurética, esta planta nos ayuda a adelgazar, pero deberemos tener en cuenta que no nos estará eliminando grasa sino exceso de líquidos.

– Huesos: su alto y variado contenido en minerales convierte a esta planta en un poderoso remineralizante. Es ideal para mejorar nuestros huesos y prevenir su debilitamiento, como sucede en casos de osteoporosis o caries, o para mejorar la curación de lesiones óseas.

– Cansancio: también nos ayuda en épocas de cansancio, agotamiento, fatiga, convalecencias, anemia, ayudándonos a coger fuerzas.

– Piel: su alto contenido en silicio, el cual ayuda a formar el colágeno, nutre profundamente la piel y las uñas, y gracias a sus propiedades depurativas nos permite mantenerlas limpias de toxinas, bacterias y hongos. De este modo, la cola de caballo ayuda a prevenir la aparición de granitos, eczemas y arrugas, e incluso puede atenuar las estrías.

– Cabello: su contenido en silicio también beneficia al cabello, potenciando su crecimiento y mejorando su textura. También evita las canas, la calvicie o la caspa.

– Regenerador y cicatrizante: la cola de caballo es un potente regenerador celular y contribuye a mejorar la cicatrización de heridas y marcas en la piel.

– Hemorragias: sus propiedades astringentes puede controlar o incluso curar hemorragias. La recomendamos en el caso de heridas sangrantes, hemorragias nasales, úlceras cutáneas o menstruaciones muy abundantes.

 
 

CONTRAINDICACIONES SOBRE EL CONSUMO DE COLA DE CABALLO:

La cola de caballo posee numerosas propiedades y beneficios, sin embargo, también debemos tener en cuenta que se trata de un compuesto depurativo, por ello, tendremos que limitar su consumo durante más de seis semanas.

También se desaconseja tomar cola de caballo por vía oral:

– Durante el embarazo y el periodo de lactancia.

– No se debe administrar por vía oral a bebés y a niños menores de 3 años por contener alcaloides activos.

– Evitar su consumo en caso de padecer de episodios recurrentes de gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del colon irritable, propensión a las alergias alimentarias.

– En caso de existir bajos niveles de tiamina o vitamina B1, porque la cola de caballo lo puede empeorar.

– Si eres diabético, la cola de caballo puede interferir en la absorción de azúcar. Debes consultar con tu médico de confianza para evitar todo riesgo.

– Si se tienen bajos niveles de potasio –hipopotasemia–, ya que la cola de caballo puede contribuir a la rápida eliminación de potasio del organismo.

– Y en general se recomienda no exceder la dosis y seguir tratamientos de duración moderada, cuando se toma por vía oral. Un consumo prolongado o un sobreconsumo de cola de caballo puede generar trastornos nerviosos, como palpitaciones, cefaleas, dolores ventrales, cólicos, etcétera.

– La cola de caballo puede interferir en la actividad de determinados medicamentos, como antidepresivos, fármacos para la diabetes, diuréticos para el tratamiento de edemas y de la retención de líquidos. No dudes en asesorarte si te encuentras en alguno de estos casos consultando al médico.

 
 

PREPARACIÓN DE COLA DE CABALLO:

La manera más común de tomar cola de caballo es en infusión, hirviendo una cucharada de postre por taza de agua a unos 90º de temperatura, y dejando reposar la mezcla unos cinco minutos aproximados. Tomar un máximo de tres infusiones al día siendo preferible después de las comidas, y recomendando para hacer una buena cura depurativa mantener esta dosis máximo un mes.

Otra forma de tomarla podría ser infusionando una cucharada sopera por litro de agua, e ir bebiendo tragos de agua durante el día.

Si quieres ocultar su sabor, prueba añadir cola de caballo a la sopa, guisos y platos cocinados, o endulzando con miel, azúcar o Stevia.

En caso de problemas de piel, introducir un poco de algodón dentro de la taza y aplicar sobre la zona afectada a tratar. También podremos preparar baños locales con la infusión.

 
 

ADVERTENCIA SOBRE EL CONSUMO DE COLA DE CABALLO:

Este artículo es meramente informativo, ya que no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico, recomendando siempre consultar con un médico o terapeuta antes de realizar cualquier ingesta de plantas, ya que éstas pueden tener contraindicaciones o algunos efectos secundarios si se consumen en exceso.

Los complementos alimenticios a base de plantas no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada.

No superar la dosis diaria recomendada.

Mantener fuera del alcance de los niños.

Conservar en un lugar fresco y seco, alejado de fuertes olores y fuentes de contaminación.

 
 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cola de Caballo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario